Páginas vistas en total

viernes, 5 de agosto de 2011

El Síndrome del Pichón de Paloma.

Un cubano en Canarias le pregunta a otro, oíste lo que dijeron en la televisión sobre la ayuda a los canarios en Cuba, ya con la actitud del pajarillo que espera a su madre con la boca abierta para que lo alimente; y el otro le contestó:  esa ayuda es para los canarios que emigraron a Cuba y a otros países donde existen dificultades sociales o económicas, ahhhhhhhhh, yo pensé....
Lo más terrible que ha hecho el comunismo en Cuba es la destrucción de la identidad y de las costumbres de los cubanos, de un pueblo trabajador y honrado, a pasado a ser un pueblo de indolentes y vagos que parecen autómatas; se les ha inculcado que es un país pequeño que tiene que vivir de la caridad internacional, pero cual es la realidad: Cuba con una superficie de 111 000 km2 ocupa el lugar 105 entre más de 200 países de  (sin contar más de 30 000 km2 de mar interior), mayor que muchos países desarrollados como Portugal, por su población de 11 242 611 habitantes, ocupa el lugar 71º; tiene un clima perfecto para la agricultura, muchos ríos para riego, tiene las reservas de níquel más grandes del mundo, grandes reservas petrolíferas en el Golfo de México, (112 000 km2 según acuerdo de 1972), tiene abundante piedra caliza y yeso para la fabricación de cemento, abundancia de todos los materiales de construcción, sal marina y sal gema, tiene hierro y cobre para abastecerse, es reconocida en el mundo por su música y por sus artistas, tiene alrededor de 4195 islas e islotes con playas  de ensueño para desarrollar el turismo, (Canarias 17 veces menor recibe 10 millones de turistas al año, Cuba solo 2 millones).
Hay más factores que podemos enumerar, pero con estos basta para darnos cuenta que el problema no es el tamaño del país ni sus recursos, sino la dictadura corrupta e inepta que después de acaparar la propiedad de la tierra y de las empresas, no sabe administrar y se pasa la vida hablando de lo pequeño que es el país, de la falta de recursos y del bloqueo, para tratar de esquivar su responsabilidad en el desastre económico y social que vive Cuba actualmente.
Sirva la siguiente anécdota para ilustrar lo que digo: en un pueblo de Cuba llega la avioneta al estadio y lanza las valijas de la correspondencia, enseguida algunos padres de los alrededores movilizan a sus hijos y se disponen a cogerlas creyendo que es algún tipo de ayuda, por lo que el empleado del correos tuvo que pararlos antes de que las dañaran.
O sea que el pueblo cubano padece del síndrome del pichón de paloma.........
Esperar con la boca abierta que las cosas caigan del cielo.

1 comentario:

Anónimo dijo...

¡Como hay pichonesssssssssss!