Páginas vistas en total

domingo, 17 de julio de 2011

San Nicolás del Peladero.

Al oír la noticia del cubano que trató de escapar en el tren de aterrizaje de un avión de Iberia, pensamos ¿Por qué?, ¿por qué, Cuba ostenta el triste record de personas que pretenden huir de esa forma suicida?; hay que pararse a pensar que está pasando, que es lo que empuja a la gente a hacer estas cosas, a lanzarse al mar en frágiles balsas, a desertar de los equipos deportivos, de las misiones, a buscar visas de visita para cualquier país, a escapar de todas las formas posibles y solo hay una respuesta: la desesperación.
Hay cientos de miles tratando de obtener la ciudadanía española, hay más de un millón participando en la lotería del bombo, para tratar de obtener una de las 20 000 visas que otorga USA.
El régimen ya está moviendo a sus lacayos y se empiezan a ver opiniones en Facebook (Cuba debate), en twiter y otros foros, tratan de convencer a los cubanos de que no viven tan mal y que los demás países están peor, que los que tratan de salir del país no saben la verdadera situación de los demás, ¡ que descarados!, si los cubanos desconocen lo que pasa en el mundo es por que el gobierno no permite prensa extranjera, bloquea las televisiones y controla a los pocos periodistas que entran al país.
La televisión cubana trata de minimizar todo lo que le parece perjudicial para ellos y resalta todos los acontecimientos negativos que suceden en el mundo, dice el noticiero nacional que España se cae a pedazos, habla de los millones de desempleados, muestra cargas policiales contra manifestantes violentos, etc.
Hay que preguntarles ¿por qué? un cubano de 23 años trata de escapar de esa forma suicida, ¿por qué?, en esa España que ellos desprecian viven más de 100 000 cubanos y siguen llegando continuamente.
Me viene a la mente aquel popular programa de la televisión cubana donde cantaban "que república era aquella" y ahora podemos decir "que república es esta", donde la gente como solución a sus problemas solo piensa en escapar para cualquier país y a cualquier precio.
Es que la Cuba actual es la viva imagen de aquel programa humorístico:
San Nicolás del Peladero.