Páginas vistas en total

sábado, 30 de julio de 2011

Como Cambia la Gente, Compay.

Todavía recuerdo aquel discurso de Raúl Castro donde dijo "nosotros no somos como los chinos, nosotros no traicionamos la causa del proletariado"............esto era en los años en que se empezaron a ver algunos cambios en China y Cuba estaba estrechamente ligada a la URSS, cuando le tradujeron a la delegación china lo que había dicho se levantaron todos con su maletines de diplomáticos y se marcharon.
En la actualidad el gobierno cubano vive un idilio con el gobierno chino, aumenta el comercio bilateral, están vendiendo a china parcelas para la explotación petrolera, en el Golfo de México, (Recordemos que a Cuba le corresponden 112 000 km2 en el golfo y el resto es de México y USA, según un acuerdo de 1972).
"La moda de aprender chino ha llegado a Cuba tras el auge de sus relaciones con Beijing en los últimos años y la creación del primer Instituto Confucio del país, donde unas 250 personas estudian la lengua pensando en el futuro o por puro placer", en otra época nos tocó estudiar ruso.
Todos los pasos que da el gobierno cubano van encaminados a implantar el modelo chino a su manera, empiezan a repartir tierras, autorizan pequeños negocios, compraventa de casas y coches, etc.
En China con casi 1 500 millones de habitantes, dos terceras partes de la población o sea cerca de 1 000 millones de habitantes viven en la extrema pobreza y en las zonas donde se han implantado las grandes empresas, los obreros trabajan en condiciones pésimas y con salarios mínimos, la represión es máxima y no se respetan los derechos humanos.
La historia les a hecho comprender que solo aplicando la economía de mercado pueden obtener algunos resultados positivos y se esmeran en imitar a los chinos o sea comunismo mezclado con un capitalismo salvaje, sin libertad y sin derechos humanos.
Ahora aquellos que eran traidores son amigos, esta gente son como las veletas, siempre giran con el viento y se les puede aplicar aquello de "donde dije digo, digo Diego".
Por eso me recuerda la canción del popular programa "San Nicolás del Peladero" que decía:
Como cambia la gente, compay.

1 comentario:

Héctor J. Hernández dijo...

No te sorprenderías sino te orinarías de la risa viendo el espectáculo ridículo que se vive en Venezuela en el aspecto económico. Y no digamos de la sarta de sandeces que prometió Chávez y ahora dice y trata de demostrar que no lo dijo, pero las mentiras se caen por su propio peso. En verdad que sí: Cómo cambia la gente, compay.